5 Trucos Psicológicos para el Marketing

5 Trucos Psicológicos para el Marketing

La psicología es imprescindible en todos los aspectos de la vida y está presente en todos los trabajos, por lo tanto la publicidad y el marketing no iban a ser una excepción.

Usada correctamente, es decir, éticamente, la psicología puede ser una mina de oro para el profesional del marketing. A continuación y gracias a Inc, os proporcionaremos 5 ideas que podrán hacer despegar tus campañas de publicidad y marketing:

  • DESPERTAR LA CURIOSIDAD DEL CONSUMIDOR.

Sin duda alguna la curiosidad es una de las armas más poderosas en el mundo del marketing, pues es capaz de hacernos modificar nuestra conducta y eso es exactamente lo que busca el marketing, cambiar el comportamiento de la gente. Somos curiosos por naturaleza y por ello las empresas deben esforzarse en despertar nuestro lado más “fisgón” en sus campañas publicitarias.

  • HAY QUE APOSTAR POR LA SIMPLICIDAD.

Las webs, los mensajes, las formas, todo debes ser lo más simple posible para hacer que el consumidor tome decisiones fáciles y rápidas. Todo lo simple siempre será mejor que lo complicado. Nuestra naturaleza, nos dicta que al encontrarte ante varias posibilidades de elección siempre te decantes por la alternativa más simple y con los consumidores pasa exactamente lo mismo.

  • REDUCIR LAS OPCIONES.

Cuantas más opciones vayas ofreciendo a tus clientes o a tu público más difícil será para ellos decidirse por una y por lo tanto será más difícil poder cerrar la venta. Si lo que realmente quieres es vender más que tu competencia, debes minimizar el número de opciones que les presentes a los consumidores, más opciones, implican más decisiones, y eso cansa y desalienta al consumidor. Cuando nos encontramos ante una decisión múltiple, con muchas opciones donde elegir, los seres humanos tendimos a bloquearnos y posponer en exceso nuestra toma de decisiones.

  • PROPORCIONAR 3 OPCIONES AL CLIENTE

Si les das tres opciones de presupuesto a los clientes, estos tenderán a quedarse con la opción intermedia, es decir, ante tres gamas del mismo producto, una más cara, una “low cost” y una entre ambas, el cliente casi siempre cojera esta última opción. El motivo es que para él será la opción que mejor cumpla sus exigencias de calidad y precio.

  • OLVIDAR LAS SOLUCIONES, OFRECE BENEFICIOS

La mejor manera de satisfacer al consumidor es venderle beneficios, no ofrecerle soluciones. Las estadísticas nos muestran que el 80% de las personas que compran soluciones acaban insatisfechos con los resultados que consiguen. Las compañías que aún siguen vendiendo soluciones están, casi siempre, destinadas a ir perdidas en el mundo empresarial. La gente tiende a decantarse por un producto y no por otro por los beneficios que este le proporcionará, no por sus soluciones. Las personas ya conocemos las soluciones que nos aportan las cosas, lo que realmente deseamos son los beneficios que nos aportará.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

No Comments

Post A Comment